Microcefalia

La microcefalia es un trastorno neurológico poco frecuente en la que la cabeza del bebé es mucho más pequeña que las cabezas de los otros niños de la misma edad y sexo. A veces se detecta al nacer, y es generalmente es el resultado de un desarrollo cerebral anormal en el útero o que no está creciendo como debería después de nacer.

La microcefalia puede ser causada por una variedad de factores genéticos y ambientales. Los niños con microcefalia a menudo tienen problemas de desarrollo. En general, no hay tratamiento, pero la intervención temprana puede ayudar a mejorar el desarrollo de su hijo y mejorar la calidad de vida.

Síntomas

El signo principal de la microcefalia es una cabeza de tamaño significativamente menor que la de otros niños de la misma edad y sexo. Un niño con microcefalia severa también puede tener la frente inclinada hacia atrás. Leer más →

Causas

La microcefalia generalmente es el resultado del desarrollo anormal del cerebro, que puede ocurrir en el útero o en la infancia. La causa puede ser genética, así como la fusión prematura de las articulaciones entre las placas óseas (craneosinostosis), complicaciones en el embarazo, infecciones del feto durante el embarazo, exposición a drogas o alcohol durante el embarazo, desnutrición grave y fenilcetonuria. Leer más →

Complicaciones

Dependiendo de la causa y la gravedad de la microcefalia, las complicaciones pueden incluir retrasos del desarrollo, dificultades con la coordinación y el equilibrio, enanismo, distorsiones faciales, hiperactividad, retraso mental o convulsiones. Leer más →

Diagnóstico

Para determinar si su hijo tiene microcefalia, su médico probablemente preguntará la historia familiar completa y le realizará un examen físico. Le medirá la circunferencia de la cabeza y lo comparará con una tabla de crecimiento. A veces, en especial si el desarrollo se retrasa, también puede solicitar pruebas como una tomografía computarizada o una resonancia magnética de la cabeza y un análisis de sangre para ayudar a determinar la causa subyacente. Leer más →

Tratamiento

A excepción de la cirugía para la craneosinostosis, por lo general no hay ningún tratamiento para agrandar la cabeza o revertir las complicaciones. Los programas de intervención en la infancia, que incluyen terapia del lenguaje, terapia física y ocupacional pueden ayudar a su hijo fortalecer sus capacidades. Leer más →

Prevención

Pareja charlando con su asesor genético

Que un hijo tenga microcefalia puede plantear preguntas sobre los embarazos futuros. Trabaje con su médico para determinar la causa de la microcefalia. Si la causa es genética, usted y su cónyuge pueden querer hablar con un asesor genético sobre el riesgo de microcefalia en los embarazos futuros.